En medio de un bochinche que es de costumbre en Brasil, se presenta una situación que deja sin vida a nueve personas y a otros más heridos ya que se produjo una estampida. Las personas asistentes a esta celebración desesperados comenzaron a correr y ocurrió un desastre que dejo esta tragedia.

En un multitudinario baile funk agentes policiales irrumpieron de madrugada para detener a dos sospechosos y de este acontecimiento nueve personas murieron pisoteadas. Los fallecidos son siete varones adultos, un adolescente de 14 años y una mujer, según informó Emerson Massera teniente coronel en conferencia de prensa.

Brasil-fiesta-en-una-favela-de-Sao-Paulo-dejó-nueve-muertos-Brasil-movidatuy.com

Todo empezó hacia las cinco de la mañana durante una operación de la Policía Militar en la favela de Paraisópolia, donde viven unas 100.000 personas, cuando dos sospechosos en moto a los que la policía perseguía porque les había disparado huyeron hacía la fiesta “todavía disparando, ocasionando un tumulto”, según las autoridades.

Por su parte, el baile funk reunía un total de 5.000 personas al aire libre, según lo indicado por el jefe policial, en una zona de callejuelas estrechas. Es conocido que estas veladas son muy populares en las periferias de grandes ciudades como Río de Janeiro, donde nacieron, o Sao Paulo. En este sentido, los fines de semana reúnen hasta las tantas a miles de jóvenes al ritmo del funk carioca.

Asimismo, el jefe policial a cargo indico que la incursión policial fue recibida a pedradas por los que participaban en la fiesta y que los agentes respondieron con gases lacrimógenos, bombonas sonoras y balas de goma. Por lo tanto, se produjo una estampida. Donde las víctimas murieron aplastadas en la avalancha, según explico el comisario Emiliano da Silva Neto.

Por su parte, el joven Vinicius Martins, de 18 años, evitó ser pisoteado, pero fue alcanzado por la metralla de los proyectiles policiales y se rompió la nariz. Esta fue una situación desesperante, todos salieron corriendo, intentando salvar la vida.

Por otro lado, el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, ha ordenado una investigación para esclarecer las circunstancias y las responsabilidades de este triste episodio. Asimismo, ya se ha abierto una investigación para analizar si los 38 agentes que implicados en la operación actuaron de manera proporcionada.

Cabe destacar que, los bailes funk, suponen un enorme desahogo para los jóvenes de los barrios más pobres y violentos, controlados mayormente por narcotraficantes, son polémicos desde hace muchos años. Muchos policiales consideran estas fiestas como pantallas para distribuir y vender drogas.

 

 

 

¡Compártelo y que otros también se enteren!