Una mujer de nombre Idamelis Maigua Rivero se llevó una lamentable sorpresa al encontrar los cuerpos sin vida de su hija, Girseida Coromoto Medina Maigua, de 24 años de edad, y el de sus dos nietos uno de 5 años y otro de 23 meses de nacido.

El hecho ocurrió alrededor de la 1:00 de la tarde de este pasado viernes; día en el cual la mujer consiguió los cadáveres que, con espuma en la boca y en la nariz, se encontraban tendidos en una cama dentro de una vivienda, en la calle Buenos Aires de la comunidad indígena La Canoa del municipio Independencia, estado Anzoátegui.

De esta manera, Maigua al extrañarse de que su hija y nietos no habían ido a visitarla, como acostumbraban hacerlo a diario; acudió a la mencionada residencia. Al llegar se dio cuenta de que sus familiares se encontraban sin vida.

Al lugar de los hechos se presentó una comisión de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc); quienes efectuaron una respectiva inspección y el levantamiento de los cuerpos sin vida el cual trasladaron a la morgue del Hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre.

mujer-envenenó-hijos-luego-se-suicidó-en-Anzoátegui-noticias-nacionales-movidatuy.com

Yuca amarga o insecticida

Según una fuente extraoficial se conoció que en la cocina de la familia Medina Maigua; los investigadores consiguieron una cantidad de yuca amarga, con lo cual sospecharon al principio que la madre e hijos fallecieron tras haber consumido el tubérculo.

El informante señaló que durante la realización de las pesquisas se conoció también que Girseida presuntamente agarró y les dio de tomar a sus niños de manera intencional un insecticida marca Lannate que normalmente se utiliza para fumigar en el campo.

Fue así como la joven madre tomó la violenta decisión de suicidarse y envenenar a sus niños tras supuestamente haber discutido con su marido. El Cicpc aun continua con las investigaciones del caso.

¡Compártelo y que otros también se enteren!